COFICAM con los enfermos de fibromialgia de Castilla-La Mancha

12 May 2018

La generalización de unidades de fibromialgia por la región, donde exista también la figura del fisioterapeuta, optimizaría su enfoque

El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Castilla-La Mancha (COFICAM) se suma un año más a las celebraciones del Día Internacional de la Fibromialgia y del Síndrome de Fatiga Crónica.

Tanto la Fibromialgia como el Síndrome de Fatiga Crónica (enfermedades íntimamente ligadas) constituyen el paradigma del Síndrome de Sensibilización Central. El trastorno existente en el procesamiento de los estímulos, sobre todo los relacionados con el dolor, causa una sensibilización central a éstos y una disminución en el umbral, generando una hipersensibilidad generalizada.

Esto va a producir la aparición de sintomatología variopinta como los trastornos del sueño, la falta o ausencia de energía, los trastornos cognitivos, los trastornos digestivos y del sistema nervioso vegetativo, entre otros, que afectan la calidad de vida de las personas que lo padecen. Generalmente presentan otros síndromes asociados como el síndrome de colon irritable o el síndrome de vejiga irritable, por lo que relacionar la fibromialgia con el síndrome de sensibilidad central (SSC) es un punto de abordaje para la compresión y el tratamiento de esta patología.

Fue en 1976 que el Dr. Philip Kahler Hench acuñó el término de Fibromialgia. La fecha elegida como Día Internacional de la Fibromialgia y de la Fatiga Crónica, el 12 de Mayo, se corresponde con la fecha de nacimiento de la enfermera Florence Nightingale, quien tras trabajar asistencialmente en la Guerra de Crimea (1851-1856), contrajo brucelosis crónica y más tarde fibromialgia y fatiga crónica. En 1990 se aprobaron los primeros Criterios Diagnósticos por el ACR estadounidense. Posteriormente su código de enfermedad ha ido evolucionando, hasta  llegar al actual CIE-10, que se emplea actualmente, si bien tanto en 2010 como en 2016 se han introducido nuevos criterios. Seguramente el futuro pasa por la nueva definición de caso en fibromialgia y las nuevas técnicas en el manejo terapéutico que se vayan introduciendo.

Es un hecho que la fibromialgia tiene una elevada prevalencia, estimada en la población española en un 2,4%(4,3% en mujeres y 0,8% en hombres). La fibromialgia y la fatiga crónica han pasado del desconocimiento hace unas décadas a un mayor reconocimiento hoy en día. Los más de 40.000 enfermos que tiene C-LM y su alta frecuentación y utilización de recursos sanitarios, hacen de ella una candidata a una correcta protocolización y enfoque desde la administración sanitaria, que reduzca su alto coste económico, acelerando su diagnóstico, evitando así un peregrinaje innecesario, dando una eficiente atención, reduciendo el consumo excesivo de fármacos y procurando un enfoque multidisciplinar. De hecho existe un Plan Estratégico de FM y SFC en C-LM 2011-2020, que espera su aplicación más pormenorizada.

Desde COFICAM pensamos que la generalización de unidades de fibromialgia por la Región, donde exista también la figura del fisioterapeuta, optimizaría su enfoque. Resulta por tanto interesante para el fisioterapeuta conocer los pormenores de esta enfermedad, con el fin de aplicar el tratamiento óptimo y saber derivar también al paciente para que obtenga las ventajas del verdadero tratamiento multidisciplinar, que logre atajar, en lo posible, la comorbilidad que conlleva esta enfermedad. La terapia cognitivo-conductual de la psicología, junto con un buen tratamiento médico y un correcto enfoque fisioterápico, constituyen los tres pilares básicos del enfoque multidisciplinar. En fisioterapia pueden utilizarse diversas técnicas, pero quizás las claves más significativas sean la práctica de ejercicio físico, la terapia del ejercicio graduado y las técnicas miofasciales.

Desde las asociaciones de enfermos, con el XVI Manifiesto 2018 FM y SFC,  subrayan la incomprensión e indiferencia generada a veces por la sociedad ante  unas enfermedades “invisibles” que crean estereotipos y prejuicios, relegándoles a ser enfermos de “segunda”. Piden que se garantice el acceso universal al Sistema Público Sanitario y Social. Que se garantice la equidad del Sistema en todas las Comunidades Autónomas, mediante protocolos únicos de diagnóstico, tratamiento y prevención; medidas de inserción laboral y criterios de evaluación de minusvalías, invalideces y derechos a prestaciones sociales. Y que se garantice la calidad en la atención de los pacientes por parte de los servicios socio-sanitarios, con los medios humanos y técnicos necesarios.

No se ha cargado el contenido solicitado por que necesita hacer uso de las cookies. Para visualizarlo deberá aceptarlas.