Día Mundial de las Enfermedades Reumáticas

12 Oct 2020

La terapia manual, masoterapia, estiramientos musculares y la aplicación de ejercicio terapéutico, siempre bajo la supervisión del fisioterapeuta, son las principales herramientas fisioterápicas para los pacientes reumáticos, si bien los tratamientos siempre serán personalizados

Las enfermedades reumáticas y musculo esqueléticas afectan a más de 120 millones de personas en la Unión Europea y alrededor de 10 millones en nuestro país. El próximo 12 de octubre se celebra el Día Mundial de las Enfermedades Reumáticas (ER) y COFICAM) subraya la importancia que tiene la Fisioterapia y el abordaje interdisciplinar (resulta primordial el especialista en Reumatología y otras especialidades, según enfermedades) en la mejora de la calidad de vida y tratamientos de los afectados. 

Artrosis, artritis, fibromialgia, gota, lupus eritematoso sistémico y osteoporosis son algunas de las enfermedades reumáticas más conocidas, pero existen más de 200 patologías distintas y diversas dentro de grupo de patologías de carácter crónico. Este tipo de dolencias afectan tanto a todo el conjunto del sistema músculo-esquelético, como a órganos y determinadas funciones del cuerpo humano, y dificultan ostensiblemente las actividades de la vida diaria del paciente, así como la actividad física y en el ámbito laboral. 

Las señales y síntomas más frecuentes de estas patologías son la inflamación de una o más articulaciones, rigidez alrededor de las mismas, dolor constante o recurrente en una articulación, dificultad para utilizar o mover una articulación y calor, enrojecimiento o inflamación de la piel alrededor de una articulación. 

La Fisioterapia es una parte muy importante de la recuperación ya que ayuda en el manejo del dolor articular y funcional. Las técnicas de terapia manual, masoterapia, estiramientos musculares y la aplicación de ejercicio terapéutico, siempre bajo la supervisión del fisioterapeuta, son las principales herramientas para los pacientes reumáticos. 

Las enfermedades reumáticas tienen un gran impacto en el individuo y en la sociedad y se caracterizan por su elevada incidencia, tendencia a la cronicidad y un gran potencial para inducir distintos grados de discapacidad e invalidez. En este sentido, “la Fisioterapia es una herramienta esencial en la recuperación física, psíquica, social, emocional y laboral de los pacientes con este tipo de dolencias. Sin olvidar que olvidar que el abordaje interdisciplinar mejora la atención y la calidad de vida de los pacientes con dolor crónico”, afirman desde COFICAM. 

Para mejorar los síntomas es recomendable no tener sobrepeso, llevar una dieta sana y equilibrada, evitar el alcohol, el tabaco y el sedentarismo y realizar ejercicio físico adaptado a las condiciones físicas de cada persona. Por último, cabe destacar que este tipo de patologías no sólo se dan en personas mayores, sino que también afectan a otros sectores de la población como son jóvenes e incluso niños. Su detección precoz resulta fundamental para, con un tratamiento fisioterapéutico adecuado, mejorar las condiciones de vida de estos pacientes. Como el índice de vida aumenta, se prevé que en próximos años también aumente el número de personas afectas por las enfermedades reumáticas.

 

No se ha cargado el contenido solicitado por que necesita hacer uso de las cookies. Para visualizarlo deberá aceptarlas.