Día Internacional de la Fibromialgia y Síndrome de la Fatiga Crónica

12 May 2021

La Fibromialgia es una enfermedad reumatológica cuya característica principal es un dolor generalizado del sistema músculo esquelético y que además genera un cansancio persistente. Cada 12 de mayo se celebra el Día Mundial de la Fibromialgia y del Síndrome de Fatiga Crónica con el objetivo de dar visibilidad a esta enfermedad y concienciar a la población de sus síntomas. Desde COFICAM queremos recordar que “la fisioterapia y el ejercicio terapéutico, siempre bajo la supervisión de un fisioterapeuta, ayuda a mitigar el dolor que sufren estos pacientes en su vida cotidiana”.

La prevalencia estimada de la Fibromialgia en los países desarrollados se sitúa entre el 1 y el 4%. En Castilla - La Mancha se estima que alrededor de un 3% de la población sufre en mayor o menor medida estas enfermedades, lo que supone que hay más de 70.000 personas enfermas en la región. Cabe destacar que esta enfermedad tiene una prevalencia mayor en mujeres (3%-6%). Además, todo el entorno del enfermo se ve gravemente afectado. El cálculo mínimo de personas afectadas contando con el seno familiar, es de unas 140.000.

 

Fisioterapia para el abordaje de las consecuencias de la enfermedad

La Fibromialgia es una enfermedad reconocida a día de hoy, aunque de difícil diagnóstico y tratamiento. La aparición de los síntomas comienza con mayor frecuencia entre los 20 y los 50 años, aunque también puede aparecer en niños. Sin duda, la medicación ayuda a reducir el dolor, pero el abordaje multidisciplinar es fundamental en el tratamiento de esta enfermedad: psicología, reumatología y fisioterapia, constituyen los tres pilares básicos.

 La Fisioterapia contribuye a tratar las consecuencias de la enfermedad, como la fatiga, debilidad muscular y trastornos del sueño, entre otros. A través de distintas técnicas y procedimientos se puede conseguir minimizar el dolor, mantener la funcionalidad y mejorar calidad de vida de los pacientes”, afirman desde COFICAM.  

Por último, entre las terapias más utilizadas en el proceso terapéutico se encuentran: “el ejercicio físico, la terapia del ejercicio graduado y las técnicas miofasciales”, señalan desde el Colegio.

 

Fibromialgia y COVID-19

La crisis sanitaria provocada por la COVID-19 y confinamiento vivido durante el año pasado afectó de forma significativa a los pacientes de Fibromialgia ya que obligaron a los afectados a disminuir su tratamiento de ejercicio físico. En esos casos, una inmovilización prolongada y un aumento de las cargas emocionales influyen en el empeoramiento de la Fibromialgia y su sintomatología.

Facebook Twitter Imprimir Mas