3 de diciembre. Día Mundial de la Discapacidad

03 Dic 2021

El 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Con motivo de este día, COFICAM destaca el trabajo de los fisioterapeutas junto con el equipo transdisciplinar para guiar y acompañar a las familias sobre las maneras más efectivas de mejorar los resultados de aprendizaje y tratar de promover el desarrollo de los niñas y niños, que tienen o corren el riesgo de tener dificultades en el desarrollo o discapacidad.

La evolución de los niños con alteraciones o riesgo de padecerlas en su desarrollo, dependerá en gran medida, de la prontitud en la detección y del momento de inicio de la Atención Temprana. Cuanto menor sea el tiempo de comienzo de la intervención, mejor aprovechamiento habrá de la plasticidad cerebral, aumentando así las posibilidades de alcanzar la máxima realización de sus potencialidades”, señala Cecilia de la Puente Herraiz, fisioterapeuta del Equipo de Atención Temprana del Centro Base de Cuenca. 

La celebración de este día tiene el objetivo de promover los derechos y el bienestar de las personas con discapacidad en todos los ámbitos de la sociedad. En Castilla – La Mancha existen más de 140.000 personas con una discapacidad reconocida mayor del 33%, lo que supone un 6,9% de la población. 

Centro Base de Cuenca, un modelo centrado en la familia y el entorno natural

Desde hace unos años, el Equipo de Atención Temprana del Centro Base de Cuenca utiliza el modelo de trabajo con prácticas centradas en la familia y en el entorno natural, teniendo en cuenta el modelo biopsicosocial integrativo del funcionamiento y la discapacidad basado en el paradigma de la CIF. La fisioterapeuta destaca que “con este cambio conceptual, que va mucho más allá de las prácticas clínicas, se plantea una nueva perspectiva de la discapacidad, no sólo a nivel médico, sino a nivel social, por lo que esta nueva visión cambia los tipos de intervención”. 

Intervenciones apoyadas por la evidencia científica

Las prácticas recomendadas, apoyadas por la evidencia científica, vinculadas al desarrollo de los niños, apoyan no realizar tratamientos de Fisioterapia como tal, sino realizar intervenciones dirigidas a favorecer el desarrollo neuromotor y global del niño, utilizando técnicas que permitan corregir, facilitar o adaptar el desempeño funcional del niño en el control motor y la coordinación. “Por ejemplo, controlando la postura se previenen deformidades musculoesqueléticas; el equilibrio ayuda a la movilidad funcional; promoviendo el entrenamiento de habilidades concretas y funcionales, como actividades de la vida diaria”, apunta la profesional. 

La importancia de un equipo transdisciplinar

El trabajo dentro de un modelo así, no puede llevarse a cabo si no se cuenta con un equipo transdiciplinar. Los integrantes del equipo son todos especialistas en Atención Temprana, pero también existen diferentes categorías profesionales como logopedas, psicólogos y fisioterapeutas. “Nos caracterizamos por asumir el compromiso de enseñar, aprender, compartir, nutrirnos y apoyarnos, trabajando de forma coordinada, con una visión conjunta de familia y el niño, por parte de cada uno de nosotros, siendo la familia un miembro clave e indispensable dentro de nuestro equipo”, concluye de la Puente.


 
Facebook Twitter Imprimir Mas