El papel de la Fisioterapia en la lucha contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica

21 Jun 2022 / COFICAM

Gracias a las técnicas de fisioterapia, el paciente puede obtener beneficios como mejorar la función y prevenir las posibles complicaciones respiratorias, disminuir el dolor, reducir la rigidez de los músculos, mantener la amplitud articular, aumentar la fuerza y la longitud de los músculos y favorecer la independencia funcional.

Este 21 de junio, se conmemora el Día Mundial de la lucha contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica, y desde el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Castilla-La Mancha queremos poner en valor el papel de la Fisioterapia para paliar los efectos de esta enfermedad.

 

La Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) es una enfermedad del sistema nervioso central, caracterizada por una degeneración progresiva de las neuronas motoras en la corteza cerebral, tronco del encéfalo y médula espinal. Dentro de su evolución, la afectación respiratoria es la que marca el pronóstico. Las complicaciones respiratorias son la principal causa de ingreso hospitalario y mortalidad en los pacientes diagnosticados de ELA, tercera enfermedad neurodegenerativa en incidencia tras la demencia y la enfermedad de Parkinson.

 

La aportación de la fisioterapia respiratoria se basa, por un lado, en la prevención, siempre realizada de modo precoz, con el objetivo de mantener la distensibilidad pulmonar y torácica, y de prevenir las posibles complicaciones (principalmente atelectasias), realizando maniobras de reexpansión pulmonar, en las que se ayuda a hiperinsuflar los pulmones con diferentes medios instrumentales como puede ser un resucitador manual tipo ambú.

 

Por otro lado, facilitando el manejo de las secreciones, a través de técnicas de tos asistida manual, o de tos asistida mecánica mediante la ayuda de dispositivos de insuflación/exuflación mecánica, tipo cough assist.

 

En fases más avanzadas de la enfermedad, en ocasiones es necesario sustituir o apoyar la función de la musculatura inspiratoria con ventilación mecánica no invasiva. En estos casos el fisioterapeuta colaborará en la adaptación y adiestramiento en el uso del ventilador tanto al paciente como a la familia.

 

Entre otras técnicas de fisioterapia, la terapia acuática tiene grandes efectos beneficiosos permitiendo realizar los movimientos con mayor facilidad en el entorno acuático, gracias a la presión hidrostática (descarga de miembros, ayuda ante debilidad muscular, etc.), a los factores hidrodinámicos (resistencia al movimiento en el agua, etc.), efecto térmico (actúa a nivel fisiológico dependiendo de la temperatura del agua), y efecto psicológico (el agua puede facilitar el movimiento o permitir su ejecución generando así un gran impacto en el paciente, etc.).

 

En definitiva, gracias a la fisioterapia, el paciente puede obtener beneficios como mejorar la función respiratoria, disminuir el dolor, reducir la rigidez de los músculos, mantener la amplitud del movimiento articular, aumentar la fuerza y la longitud de los músculos y favorecer la independencia funcional.

 

En Castilla-La Mancha (SESCAM) la primera Unidad especializada en esta enfermedad fue creada en el Hospital Mancha Centro de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), en septiembre de 2019, aunque actualmente existen otras dos, ubicadas en el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete -creada a finales del 2019- y en el Hospital Nuestra Señora del Prado, de Talavera de la Reina (Toledo), -configurada en 2020 con el objetivo de dar una respuesta multidisciplinar a esta enfermedad. En el resto de las provincias, los pacientes reciben así mismo tratamiento dentro de las unidades de fisioterapia de los servicios de rehabilitación.

Facebook Twitter Imprimir Mas