La Fisioterapia mejora los síntomas del lupus

11 May 2011

El Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España (CGCFE), con motivo de la celebración hoy del Día Mundial del Lupus, subraya que el tratamiento conservador con Fisioterapia es muy beneficioso para mejorar los síntomas de la enfermedad.

La Fisioterapia se marca como objetivos principales en el tratamiento del lupus, reducir el dolor, el edema y la inflamación durante los episodios de brotes. Al tratarse de una enfermedad crónica, la Fisioterapia no pretende curar la enfermedad, pero sí mantener una mejor calidad de vida a la persona afectada.

 

El Consejo recomienda que las sesiones de Fisioterapia no sean largas, al correr el riesgo de provocar al paciente una nueva inflamación articular y fatigar muscularmente al paciente. La cinesiterapia se realizará de forma lenta y siempre respetando la regla del no dolor y evitar la sobrecarga articular.

 

Asimismo, los fisioterapeutas usan un abanico de técnicas encaminadas a aliviar el dolor y minimizar el resto de síntomas. El lupus es una enfermedad reumática sistémica y crónica, que afecta a las articulaciones y a los músculos y puede dañar la piel y casi todos los órganos, de modo que el sistema inmunológico ataca las células y los tejidos sanos.

 

La evolución de la enfermedad se desarrolla en fases de brote y otras en las que los efectos de la enfermedad remiten.

 

Esta patología afecta principalmente a mujeres y en una época de la vida en la que se es fértil, entre los 20 y los 40 años, aunque también se han descrito casos en niños y ancianos.

 

Lupus eritematoso sistémico es la forma más frecuente de presentación de esta enfermedad autoinmune, con episodios de inflamación en las articulaciones, los tendones y otros tejidos conectivos y órganos.

 

Al tratarse de una enfermedad multisistémica, afecta a varios órganos. De este modo, presenta, síntomas generales, como el cansancio fácil, la pérdida de peso inexplicable y la fiebre prolongada, además de dolor e inflamación en las articulaciones, en manos, muñecas, codos, rodillas y pies con más frecuencia, es posible que aparezca rigidez articular por las mañanas.

 

También es frecuente la afección en la piel y la caída del cabello. Además, los enfermos de lupus padecen hipersensibilidad a los rayos.

Facebook Twitter Imprimir Mas